Agenda Verano 2015

Título :  Pintura en el recuerdo

 

Ayto de Villadangos del Páramo

 

Plaza Mayor 1, Villadangos del Páramo

 

Horario de lunes a viernes de 9:00 a 15:00 hasta el 24 de agosto.

 

www.aytovilladangosdelparamo.es

 

 

       Lo material y lo invisible, lo sutil y lo difuminado, lo figurado y lo aparente convergen en las pinturas de José Antonio Barrera, posibilitando un deleite estético y personal que propicia un diálogo mudo entre lo representado y lo sentido. La fluida gama cromática de sus paisajes naturales y humanos y de las escenas cotidianas del pintor amante de su noble arte hacen de su obra un prodigio de transparencia y rotundidad. 

 

El pintor es el guía que muestra un camino sugerente y personal, usando la acuarela, el óleo o el grabado como medios para transmitir vivencias que se comunican, que exploran en silencio las preguntas que se pierden en el horizonte, intangibles y posiblemente sin una respuesta universal, ofreciendo una travesia originaria que es más auténtica que la propia realidad. 

 

Nuria Sánchez Villadangos

Doctora en Filología Hispánica

 

 

......

Título :  Una década de pintura

 

Auditorio Ciudad de León del 18 de junio al 4 de julio

 

Av. Reyes Leoneses 4, León

 

Horario de lunes a viernes de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00 h. Sábados de 12:00 a 14:00 h. Domingos y festivos cerrado.

 

www.auditorioleon.es/

 

 

 

Todo artista, por el mero hecho de serlo, está en permanente y obstinada búsqueda de algo intangible para revestir su obra con la grandeza del Arte; algo que no se sabe muy bien qué es, porque si lo supiera no le resultaría difícil de alcanzar con un poco esfuerzo y una buena dosis de voluntad.

 

Esa exploración constante es lo que le lleva a evolucionar, a progresar sin olvidar su pasado y a conformar poco a poco un estilo personal, ese carácter diferenciador que hace particular a cada artista y le otorga una seña distintiva de identidad. La evolución del estilo de  J.A. Barrera ha sido constante, pero realizada de manera muy suave, sin quiebros llamativos, de tal manera que es muy difícil marcar etapas con líneas divisorias nítidas en su trayectoria, como sucede a menudo con otros artífices.

 

La base estética de sus pinturas está en el placer visual que resulta de la mímesis de la naturaleza que le rodea y experimenta, no la inventada ni la soñada. Un deleite estético que no se ciñe al mero reconocimiento de los motivos mostrados, sino que se abre a la propia esencia del arte, prefiriendo mostrar la profunda impresión que provoca el paisaje mejor que limitarse a su copia literal; por eso adquieren tanta importancia los colores, pero todavía más la atmósfera que logra crear con ellos.

 

Paisajes de silencio que presumimos realizados en la callada actitud con que se enfrenta el pintor al mundo para desentrañarlo, armado únicamente con la paleta y los pinceles para vencer la resistencia que opone el lienzo blanco.

 

Emilio Morais, Universidad de León

Como llegar y contacto